Piercing Anillo de Oro

Anillos para piercings de oro de 14 y 18 quilates disponibles con caja de regalo gratis y certificado.
✅ Envío gratuito
✅ Devoluciones en 100 días
❤️ Más de 100,000 clientes satisfechos

Anillo Piercing de oro

Siempre hemos comprendido la necesidad de una joya que no sólo destaque por su belleza, sino que también tenga un valor duradero. Por eso le ofrecemos una selección de anillos piercing de oro blanco y amarillo certificados que combinan estilo y durabilidad.

El oro no sólo es un metal de rara belleza, sino que también posee cualidades increíbles como ser hipoalergénico o resistente a la oxidación y al paso del tiempo.

Todas estas características lo convierten en una elección casi obligada para quienes tienen la piel sensible o irritable y también como material para la primera pieza de joyería durante el periodo de cicatrización.

Es la opción adecuada para garantizar siempre la comodidad sin renunciar al estilo.

Comprar Anillo Piercing de Oro

El clásico anillo de oro representa la sencillez, la versatilidad y embellece sin esfuerzo los piercings del lóbulo de la oreja, el hélix, el daith y el ombligo.

Nuestra línea Piercing Septum de Oro representa elegancia y audacia al mismo tiempo. Inicialmente diseñada para piercings en el septum, es bastante versátil para adornar también el daith y algunos piercings en el cartílago.

Con sus elaborados diseños, estos anillos se adaptan perfectamente a los piercings más inusuales, como el grajo, el orbital o la ceja, garantizando que su piercing destaque siempre con elegancia.

Joyería Anillos Piercing de oro

Todos los anillos disponibles en nuestra tienda están disponibles en diseños sencillos totalmente de oro, así como en diseños enriquecidos con ópalos o circonitas de diversas formas, colores y composiciones.

Los anillos sólo de oro pueden estar compuestos por una o varias líneas, paralelas o entrelazadas, o pueden presentar grabados, motivos como pirámides, o tener remates de diversas formas planas, como el redondo simple, el cuadrado, el rombo, el triángulo, la estrella, la cruz, el corazón, la esfera, el abanico o la corona.

Lo mismo ocurre con los anillos con ópalos o circonitas. Las piedras embellecen la joya con distintas formas o adornos que van desde los triángulos de las esferas de ópalo hasta las mariposas o flores de los circonitas talla marquesa.